Los beneficios de cocinar con conservas

Beneficios sensoriales

Las conservas mantienen el sabor auténtico de los vegetales

  • Los productos en conserva mantienen la excelencia organoléptica de los vegetales.
  • Son garantía de sabor, aroma y textura naturales porque en su elaboración solo empleamos las mejores materias primas, procesadas con un saber hacer centenario, que supera los estándares más exigentes de calidad y seguridad alimentaria.
  • Por eso las conservas son la mejor opción para quienes buscan la máxima naturalidad en productos que ayudan a ahorrar tiempo en la cocina, sin renunciar al sabor auténtico de los champiñones, las verduras y las legumbres.

Beneficios para la salud

Las conservas te ayudan a seguir una dieta sana y equilibrada

  • Comer verduras es comer sano, tanto si son frescas como en conserva.
  • En las conservas, las materias primas se procesan recién recolectadas, por lo que preservan de forma excelente sus nutrientes.
  • En pocas horas, los productos pasan del campo al frasco de cristal. Solo así podemos mantener las máximas concentraciones de nutrientes, especialmente aquellos más sensibles a las condiciones ambientales como son las vitaminas.
  • Son una forma de comer sano de forma sencilla y práctica.

Beneficios prácticos

img_beneficios_practicos

Las conservas te hacen la vida más fácil

  • Los envases tienen raciones equivalentes a una o dos personas, por lo que puede medirse con más precisión la cantidad necesaria para cada comida.
  • Apenas necesitan utensilios de cocina para prepararlas.
  • Su naturalidad permite que cada cual condimente los platos a su gusto.
  • Se cocinan rápido, porque los productos ya están cocidos, lo que supone un importante ahorro de tiempo en la preparación.
  • La calidad de los productos es constante.
  • Pueden consumirse en cualquier momento del año y no dependen de temporadas.
  • Tienen una vida útil de varios años sin perder sus propiedades.

Beneficios para el medio ambiente

Las conservas te ayudan a evitar el despilfarro de alimentos

  • El almacenaje de las conservas en casa no tiene consumo energético: puedes guardarlas a temperatura ambiente.
  • Durante su producción, las partes no aprovechables de los vegetales se desechan en el campo, lo que supone menos basura doméstica.
  • Su almacenamiento evita pérdidas en la cadena alimentaria, porque los deshechos se reutilizan y se reciclan.
  • En la despensa no se deterioran (la mayoría tienen una caducidad mínima de cinco años) y, además, puedes consumirlas en cómodas raciones.

img_bote_beneficios

Print Friendly

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR